Teoria del Conocimiento
Juan Pablo Ghiglione
Colegio Aleman de Temperley / Bachillerato Internacional
Cerrar
Esta Ecath utiliza comisiones. Crea una cuenta de alumno para acceder al contenido de tu comisión!
Para poder escribir en los Foros debes conectarte con tu cuenta de usuario. Si aún no posees una cuenta haz click aquí para registrarte . Ten presente que el docente deberá aprobar esta cuenta para activarla
Juan Pablo Ghiglione
Creado: 28.09.2015 @ 1:47:00 am
Estado del Foro: Cerrado
Foro de 6º año

EL siguiente foro venece el día 17/10 a las 12.00 pm

Luego de visionar el video y leer la bibliografìa de ASTI VERA entregada en clase acerca de las corrientes epistemològicas contemporàneas (en especial las ideas sobre T. KUhn), responder entre 800-1000 palabras a la siguiente consigna. Por favor, citar aportes extraídos de otras fuentes!

 

El paso del paradigma aristotéleico tolemaico al paradigma de copèrnico - galileo - newton no constitituye solo una cambio màs dentro de la ciencia, un cambio de teorìa sino una "revoluciòn cientìfica" en el sentido que plantea T. Kuhn.

¿En qué medida està de acuerdo con esta idea? ¿Qué cambios se operan a partir de las ideas de estos pensadores? ¿Qué papael juega la comunidad cientìfica de la época? ¿Còmo se observan las diversas dimensiones de los paradigmas? 

Desarrollar en un texto de divulgacion coherente y cohesivo.

Gracias

JP

VIdeo:

https://www.youtube.com/watch?v=GQg0BbqXFl0&list=PL_ebopm782W71lVFgW2YdOb3aVvUrJeB2

Conceptos clave: paradigma, kuhn, revolución cientifica
Sol Mallía
Creado: 19.10.2015 @ 4:45:31 am
La revolución científica según Thomas Kuhn

     El 22 de junio de 1633, el famoso científico italiano Galileo Galilei es condenado por la Inquisición a arresto domiciliario de por vida y obligado a abjurar sus ideas. Poco podían imaginarse en ese entonces que serían esas mismas ideas en las que se basarían los modelos astronómicos de la actualidad, 392 años más tarde. Galileo había hecho estallar, sin saberlo en ese momento, lo que se conocería posteriormente como la Revolución de Copérnico, la cuál significó al mismo tiempo un cambio de paradigma.

     El paradigma que amenazaba ser desplazado era el aristotélico-ptolemaico, a partir del cual se afirmaba que la Tierra, sin movimiento, era el centro del universo y que las estrellas, los planetas y el Sol giraban alrededor de ella. La Luna, por su parte, giraba alrededor de la Tierra. Si bien astrónomos como Eudoxo y Ptolomeo se encargaron de idear sistemas que justificaran esta teoría de la posición central y supuesta inmovilidad de la Tierra, quedaban todavía cuestiones sin resolver, haciendo que el sistema resultara poco creíble. Lo que hizo que este paradigma o marco conceptual conservara su vigencia por 18 siglos fueron los problemas que su invalidación supondría para otras áreas de conocimiento como lo eran la física, la astrología y la religión, cuyas creencias se relacionaban y eran coherentes con los conceptos de la teoría de Aristóteles. Un ejemplo de esto es el vínculo con la teología cristiana, según la cual el infierno estaba en el centro geométrico, Dios reinaba más allá de la esfera de las estrellas y cada esfera planetaria y cada epiciclo, era girado por un ángel.

     La obra de Copérnico surge entonces en plena vigencia de este marco conceptual aristotélico-ptolemaico, quebrándolo para siempre. Entre los cambios que esta presenta respecto de la cosmología hasta ese entonces vigente, se encuentra la teoría de que el Sol, y no la Tierra, es el centro del universo y que este carece de movimiento. Alrededor del Sol giran los planetas, la Tierra uno más entre ellos, y la Luna se mueve alrededor de la Tierra. Esta, además de girar anualmente alrededor del Sol, rota sobre su eje, explicando así la aparente rotación diaria del universo. Las anomalías que se presentaron cuestionando la eficacia de este modelo fueron abordadas más adelante por Kepler, Galileo y Newton, quienes llegaron a desarrollar demostraciones matemáticas, empíricas y físicas que lo validaran, ayudando a que terminara por imponerse como modelo del universo.

     Este paso del paradigma aristotélico-ptolemaico al paradigma copérnico representó algo más que un mero cambio dentro de la ciencia. El historiador y filósofo estadounidense Thomas Kuhn otorgó a este hecho el nombre de revolución científica, término que desarrolló en su libro La estructura de las revoluciones científicas, publicado en 1962. En él se identifican entonces dos modalidades de producción científica: en primer lugar el modo normal, que es como procede la ciencia la mayor parte del tiempo. En esta etapa los científicos comparten teorías y metodologías que les permiten dedicarse a la resolución de enigmas; se buscan nuevas explicaciones a nuevos fenómenos pero siempre trabajando dentro de un marco teórico al que no se pone en duda. El modo no normal comienza con una acumulación de anomalías, es decir de problemas o engimas, que persisten en el tiempo sin poder ser resueltos y se resisten a subsumirse en el aparato teórico, sobreviniendo un período de crisis. En este período se cuestionan y se comienzan a discutir nuevos supuestos que, una vez adoptados por la comunidad científica de modo que reemplacen a los viejos, se consuma lo que Kuhn denomina como revolución científica, la cual da entonces inicio a un nuevo período de ciencia normal.

     Dentro de la concepción de Kuhn, el proceso de la ciencia no sería lineal, sino que sería cíclico, y solo podría haber crecimiento acumulativo en los períodos de ciencia normal: “(…) las revoluciones científicas son (…) aquellos episodios de desarrollo no acumulativo en los que un viejo paradigma es sustituido total o parcialmente por otro distinto incompatible con él”[1]. El concepto de paradigma de Kuhn recibió varias críticas dirigidas principalmente a la vaguedad de la noción, por lo que intentó dotar al término de mayor precisión. Distinguió dos sentidos principales: por un lado el concepto de “matriz disciplinar”, que hace referencia al conjunto de supuestos compartidos por los miembros de una comunidad científica, y por el otro, el concepto de “ejemplar” como aplicación empírica específica del aparato formal que sirve de modelo-guía. Finalmente, según Kuhn a la ciencia solo le es posible alcanzar una verdad consensual, es decir apoyada por la comunidad científica, que es la que en última instancia decide acerca del rechazo o aceptación de una teoría científica o paradigma.

     Desde mi punto de vista, y si bien acepto y entiendo que existen críticas válidas acerca de la tesis kuhniana, como por ejemplo la de Popper, quién afirma que su distinción entre ciencia normal y no normal no es aplicable adecuadamente a todas las ciencias, su análisis con respecto al progreso de las ciencias me parece en su mayoría acertado, sobre todo la idea de que este es cíclico y no lineal. Los diferentes períodos que él describe en el mismo resultan bastante convincentes a mi modo de ver, y me parece innegable el hecho de que en la historia hubo momentos, como en el caso de la revolución copernicana, que teorías que hasta el momento se consideraban como verdaderas debieron ser desechadas y reemplazadas por completo por otras nuevas que resultaban incompatibles con las anteriores. Debido a estos cambios radicales en la concepción del mundo que provocan las crisis y las rupturas es que me parece acertado afirmar que el progreso de la ciencia no pueda ser continuo y acumulativo todo el tiempo.

[1] KUHN, T.: La estructura de las revoluciones científicas. México, FCE, 1988.

Eugenia Braun
Creado: 18.10.2015 @ 7:32:46 pm
Revolución científica

    El abordar el conocimiento científico es intentar comprender mejor el mundo en el que vivimos. En la ciencia, los episodios que cambian el modo de pensamiento de una o varias disciplinas son llamados “revoluciones científicas”. Aristóteles, Copérnico, Galileo y Newton, en este caso, han de ser muy importantes para este tipo de revoluciones.

   El progreso de las ciencias, o la revolución de estas mismas, necesitan de un cambio de paradigmas para poder llevarse a cabo. ¿Qué significa esto? Un paradigma, para Thomas Kuhn, contaba con una dimensión teórica, metodológica, técnica mucho más amplios y complejos que una teoría (concepto utilizado por Popper). Además, el paradigma contará con elementos extra científicos, o sea, de más de un tipo de ciencia, por ejemplo de la historia, la sociología, la política. En comparación con Popper, quien creía que el progreso era lineal continuo y acumulativo, Thomas Kuhn cree que este es discontinuo. Kuhn, además, cree en lo irracional, en la existencia de un solo método, en el progreso ligado a cada cultura y en el cuestionamiento a la verdad. Todos estos conceptos para Popper no serían considerados.

   Es aquí donde entran los diferentes paradigmas que se han desarrollado durante diferentes hechos históricos. Primeramente está el paradigma aristotélico, en el cual muchos científicos los utilizarían como base para crear sus propios paradigmas. Este modelo, también aceptado por la religión, ha de ser utilizados muchos siglos sin que nadie se cuestionara los problemas que este tenía. Diferentes anomalías o enigmas, que persistían sin poder ser resueltos, son los cuales luego serán tomados por diferentes científicos para poder responderlos. Entonces se formará un cuestionamiento de las anomalías de un paradigma. Es aquí donde entra la obra de Copérnico. Copérnico se cuestionaría diferentes enigmas que el paradigma aristotélico no había tenido en cuenta, y sin darse cuenta, lo quiebra. A diferencia con Aristóteles, quien contaba con un sistema poco creíble, Copérnico pensaba que la tierra no era el centro del universo, el cual era infinito, sino que, el sol era el centro de todo, que el resto de los planetas giran alrededor de él y que la luna gira alrededor de la tierra. Cabe destacar que estos enigmas que no habían sido capaces de ser explicados, Copérnico logó llevarlos a cabo, ya que existieron nuevos avances tecnológicos que lo ayudaron. A este hecho, entonces, se lo podría llamar la “revolución copernicana”, ya que Copérnico, sin haberse dado cuenta había creado un nuevo paradigma, basado en las anomalías del paradigma anterior. Esto mismo pasaría con el ámbito de la física, las matemáticas, la astronomía y otras ciencias. Por ejemplo, el caso de Galileo, Newton, quienes también se basaron en los enigmas del sistema de Copérnico.

   Kuhn explica y crea, entonces, un nuevo modelo de cómo se produce este conocimiento científico. El centro de todo se posa en los paradigmas. Cuando estos paradigmas son aceptados por toda la comunidad científica se dice entonces que la ciencia está en un estado de normalidad. Aunque, siempre, hay que tener en cuenta las anomalías de estos paradigmas. Entonces, ciertos científicos, encuentran errores donde antes no lo había y cuestionan el paradigma primero. El tercer paso de este modelo, es el estado de crisis de este paradigma, ya que hay un aumento de anomalías y la comunidad científica se dice que se divide entre los científicos quienes creen en que este paradigma no es completamente correcto y en los que sí lo piensan. Los científicos, quienes piensan que el paradigma contiene demasiados paradigmas y deciden cuestionarlos e intentar de explicarlos, serán los que luego, si llegan a concretar el nuevo paradigma, realizarán lo que es llamado “revolución científica”. Esta revolución científica contará con un cambio de los paradigmas que entonces serán considerados normales. Por esta razón, los nuevos paradigmas pasan a ser parte de la ciencia formal hasta que se demuestre lo contrario.

    Este modelo puede ser utilizado para explicar el caso del paradigma de Aristóteles y sus cambios. Este paradigma fue aceptado por la comunidad científica durante muchos siglos. A partir de avances tecnológicos, cambio de las sociedades y su forma de conocer, es que entonces se empezaron a cuestionar las anomalías de este paradigma aristotélico. Copérnico decidió estudiar acerca de lo desconocido en ese entonces, y así es que se produce entonces la etapa de la crisis, ya que se produce un aumento de las anomalías y el desacuerdo de la Comunidad Científica de la época, la cual actuaba de una manera racional y objetivamente. Para Kuhn, el conocimiento científico es algo muy subjetivo y amplio y, por esta razón también, la Comunidad Científica debe de comportarse a veces de manera irracional. Luego de estudiar acerca de este paradigma principal y de encontrar nuevos aportes para él, o directamente cambiarlo totalmente, se produjo la “revolución científica” o la “revolución copernicana” y donde el nuevo paradigma pasa a ser parte de la ciencia formal. Las anomalías no solo serán cuestionadas por Copérnico, sino que, estos nuevos paradigmas serán dados, por ejemplo, por científicos como Galileo y Newton que, hasta ahora, son aceptados por la Comunidad Científica actual, hasta que nuevas anomalías sean cuestionadas.

   Bajo un punto de vista personal, es, entonces, correcto decir que “el paso del paradigma aristotélico tolemaico al paradigma de Copérnico - Galileo - Newton no constituye solo una cambio más dentro de la ciencia, un cambio de teoría sino una "revolución científica" en el sentido que plantea T. Kuhn.” Esto quiere decir que sí, el cambio del paradigma aristotélico al paradigma de Copérnico, Galileo y Newton es considerado una revolución científica. 

Santiago Nicanor Schmidt
Creado: 18.10.2015 @ 7:08:51 pm
afskhds

ghghghghg

Juan Manuel Otero
Creado: 18.10.2015 @ 6:48:56 pm
Revoluciones científicas

El paso del paradigma aristotéleico tolemaico al paradigma de copèrnico - galileo - newton no constitituye solo una cambio màs dentro de la ciencia, un cambio de teorìa sino una "revoluciòn cientìfica" en el sentido que plantea T. Kuhn ¿En que medid esta de acuerdo cn dicha afirmación? Para poder responder a esta pregunta primero hay que definir algunos conceptos claves, como por ejemplo ¿Que es un paradigma?¿Que es una revolución científica?¿Qué cambios se operan a partir de las ideas de estos pensadores? ¿Qué papel juega la comunidad cientìfica de la época? ¿Còmo se observan las diversas dimensiones de los paradigmas? El filósofo y científico Thomas Kuhn dio a paradigma su significado contemporáneo cuando lo adoptó para referirse al conjunto de prácticas que definen una disciplina científica durante un período específico. En uno de sus libros Thomas Kuhn definió paradigma como lo que se debe observar y escrutar, el tipo de interrogantes que se supone hay que formular para hallar respuestas en relación al objetivo, cómo deben estructurarse estos interrogantes y cómo deben interpretarse los resultados de la investigación científica. Según el filósofo Aristóteles un paradigma es la prueba que sirve para inferir una regla general a partir de distintos casos particulares, mientras que el Entimema, como el Silogismo, parte de premisas universales y llega a una conclusión particular diferente de las premisas. El Paradigma no es, por tanto, una prueba opuesta al Entimema, sino un Entimema con dos fases, una inductiva y otra deductiva. Ahora otro de los conceptos que debemos definir para realizar la consigna es ¿Que fue la revolución científica? La Revolución científica es una época asociada principalmente con los siglos XVI y XVII en el que nuevas ideas y conocimientos en física, astronomía, biología, medicina y química transformaron las visiones antiguas y medievales sobre la naturaleza y sentaron las bases de la ciencia moderna. Los científicos mas importantes de esta época, por sus descubrimientos y hallazgos que verdaderamente cambiaron la forma de ver las cosas y permitieron pasar de una era medieval con conocimientos precarios a una era moderna y avanzada en lo que a conocimientos respecta, fueron Copérnico, Galileo Galilei e Isaac Newton. A partir de los descubrimientos de estos tres científicos la humanidad cambió de manera sorprendente. Se conoció mas el universo, se realizaron aportes importantísimos a la astronomia y la geología, se ampliaron los conocimientos generales sobre nuestro universo, la sustitución de la Tierra como centro del universo por el heliocentrismo, la sustitución de las ideas mecánicas aristotélicas con la idea de que todos los cuerpos son pesados y se mueven de acuerdo a las mismas leyes físicas, etc. Todos estos cambios fueron posibles gracias a la comunidad científica de la época, con descubrimientos como la demostración de que la sangre circula, de William Harvey, las leyes de los movimientos planetarios, de Johannes Kepler, la mejora del telescopio, lo que permitió observar el universo mejor, por Galileo Galilei, etc. En esta época se observa una comunidad científica muy activa con respecto a ciencias como la anatomía del hombre, la antropología, la astronomía. Se realizaron descubrimientos que se mantienen hasta el día de hoy y que cambiaron radicalmente la forma de ver la tierra, ya no se creía que la tierra era el centro del universo, se demostró que el sol era el centro del sistema solar y que el universo estaba compuesto por miles de millones de galaxias o sistemas solares diferentes. Esta época fue indudablemente una de las mas importantes en lo que a hallazgos científicos respecta. Todo esto fue posible gracias a los antecedentes de la era medieval. La revolución científica fue construida sobre la base del aprendizaje de la Grecia clásica; la ciencia medieval, que había sido elaborada y desarrollada a partir de la ciencia de Roma/Bizancio; y la ciencia islámica medieval. La tradición aristotélica seguía siendo un importante contexto intelectual en el siglo XVII, aunque para esa época los filósofos naturales se habían alejado de gran parte de ella. Las ideas científicas clave que se remontaban a la antigüedad clásica habían cambiado drásticamente en los últimos años, y en muchos casos habían sido desacreditadas. Las ideas que quedaron, y que serían transformadas fundamentalmente durante la revolución científica, incluían la cosmología de Aristóteles que colocaba a la Tierra en el centro de un universo jerárquico y esférico. Las regiones terrestres y celestes se componían de diferentes elementos que tenían diferentes tipos de «movimiento natural», el modelo ptolemaico del movimiento planetario basado en el modelo geométrico de Eudoxo de Cnido y el Almagesto de Ptolomeo, demostró que mediante cálculos se podía calcular la posición exacta del Sol, la Luna, las estrellas y planetas en el futuro y el pasado, y mostró cómo estos modelos se derivaban de las observaciones astronómicas. En conclusión yo estoy completamente de acuerdo con la afirmación, porque, según Thomas Kuhn una revolución científica es el cambio de paradigma que se produce en una sociedad a traves de distintos periodos. Este paradigma o cosmovision se va manifestando a medida que el paradigama anterior no logra responder ciertas cuestiones. Esta definición de Kuhn es perfectamente aplicable a lo que ocurrió entre los siglos XVI y XVII, ya que, a través de los paradigmas de Aristóteles y Ptolomeo, se produjo un cambio a los paradigmas de Copérnco, Newton y Galileo, y esto se produjo en dos épocas distintas y conllevo a muchos descubrimientos que cambiaron la humanidad. Por lo tanto estoy de acuerdo con la afirmación.

1- wikipedia.com

2- monografías.com

3- Video: https://www.youtube.com/watch?v=GQg0BbqXFl0&list=PL_ebopm782W71lVFgW2YdOb3aVvUrJeB2

 

 

Agus Mottola
Creado: 18.10.2015 @ 6:43:31 pm
Bibliografía

- https://www.google.com.ar/url?sa=t&rct=j&q=&esrc=s&source=web&cd=18&cad=rja&uact=8&ved=0CEUQFjAHOApqFQoTCLX_-ouPzcgCFcILkAodsKYKeQ&url=http%3A%2F%2Fwww.beatrizdesuabia.com%2FDepartamentos%2FFilosofia%2FLA%2520REVOLUCI%25D3N%2520CIENT%25CDFICA.doc&usg=AFQjCNFaCO1DuOa8AbYi-BM_ywETb-xiMg&sig2=mi1w1HB6wqG6_eekd-7Ong&bvm=bv.105454873,d.Y2I

Agus Mottola
Creado: 18.10.2015 @ 6:40:19 pm
Revolución Científica

   A continuación voy a desarrollar un texto de divulgación acerca de la revolución científica según como lo plantea el filósofo e historiador estadounidense, Thomas Kuhn, donde se encuentra el paso del paradigma aristotéleico-tolemaico al paradigma de Copérnico- Galileo- Newton.

   La Revolución científica es la forma habitual de referirnos a la transición científica que va aproximadamente del año 1500 al 1700, donde se obtuvo como resultado un cambio radical en la imagen del universo y el inicio de la Ciencia Moderna. Los protagonistas de esta trasformación científica son: Copérnico, Kepler, Galileo, además de otros astrónomos y matemáticos que realizan aportaciones menores pero el que consigue “cerrar” dicho cambio, es Isaac Newton.

   Según Thomas Kuhn los paradigmas son realizaciones científicas universalmente reconocidas que, durante cierto tiempo, proporcionan modelos de problemas y soluciones a una comunidad científica. De acuerdo a Kuhn a lo largo de la historia, pueden distinguirse los siguientes paradigmas y revoluciones científicas: el paradigma aristotélico- tolemaico y la revolución copernicana, que abarcaría desde la publicación del De Revolutionibus de Nicolás Copérnico, en 1543, hasta Newton.

   Por un lado se encuentra la imagen aristotélica del universo, donde Aristóteles en el sigo IV, elabora un modelo del universo denominado geocentrismo: la tierra, esférica e inmóvil, en el centro y a su alrededor giran la Luna, el Sol y los cinco planetas conocidos hasta ese momento: Mercurio, Venus, Marte, Júpiter y Saturno. El sistema aristotélico gozó de gran predicamento debido a su gran poder explicativo e incluso elabora una teoría para explicar el movimiento y la caída de los cuerpos terrestres, denominada la  Teoría de los Lugares Naturales.  Pero había algo que no quedaba explicado en este sistema y era el problema de la retrogradación de los planetas. Por ello, en el siglo II d.C. Claudio Ptolomeo elabora una modificación al sistema que tiene por objeto dar explicación a este fenómeno. Establece que los planetas giran alrededor de un punto imaginario, denominado epiciclo , e inserto en la órbita circular alrededor de la Tierra, a la trayectoria resultante del planeta girando alrededor de este punto la denominó deferente pero elaboró de este modo tantos epiciclos y deferentes que en el siglo XV el mapa celeste se había vuelto bastante complicado. Por lo tanto, el sistema aristotélico-ptolemaico fue asimilado por los filósofos y científicos de la época.

   De este modo llegamos a Nicolás Copérnico, el iniciador del heliocentrismo. Esta vez la propuesta situaba al Sol en el centro, a la Luna girando alrededor de la Tierra y al resto de los planetas y la esfera de las estrellas fijas girando alrededor del Sol en esferas perfectamente circulares. Dicha teoría comienza a ejercer su influencia, tomando fuerza en el siglo XVII con Galileo Galilei, donde Galileo se propondrá encontrar las pruebas empíricas que avalen y demuestren el copernicanismo y para ello inventa el telescopio . Galileo realiza uno de los descubrimientos más significativos para la historia de la ciencia: la Luna no es una esfera perfecta de cristal. Además de este importante descubrimiento observa que no todo gira alrededor de la Tierra. A su vez Galileo fue el creador del método científico, que él denominó método resolutivo-compositivo y que establece por primera vez la necesidad de que la ciencia parta en primer lugar de la observación de los fenómenos y no de teorías previas que condicionen la investigación. Actualmente este método se denomina método hipotético-deductivo  y es el que define a la ciencia natural.

   En este mismo siglo, otro astrónomo y matemático, Johannes Kepler, adopta el heliocentrismo y, desde esta visión, aporta tres leyes del movimiento de los planetas que serán imprescindibles para la posterior elaboración de la Teoría de la Gravitación Universal por parte de Newton:

1. Las órbitas de los planetas no son circulares, sino elípticas, con el Sol en uno de sus focos.

2. Cada planeta, en su trayectoria alrededor del Sol, barre áreas iguales en tiempos iguales.

3. La velocidad de órbita de los planetas es inversamente proporcional a la distancia del planeta al Sol. Esto quiere decir que, mientras más lejos se encuentre el planeta del Sol, su velocidad de giro será más lenta.

Estas leyes suponen la matematización de la teoría heliocéntrica, la medida definitiva de los movimientos planetarios y el aumento de las posibilidades de predicción.

   Finalmente, Isaac Newton, ya en el siglo XVIII, publica sus Principios de Filosofía Natural. La teoría newtoniana, significa la sistematización del heliocentrismo y de la Física, debido a que unifica los fenómenos terrestres y celestes, dando cuenta de la uniformidad de las leyes que rigen los fenómenos naturales.

Sofia Sierra
Creado: 18.10.2015 @ 6:01:45 pm
La Revolución Científica

Como se sabe, dentro del conocimiento científico podemos encontrar revoluciones científicas y paradigmas, los cuales están siendo amenazados con ser desplazados (el conocimiento científico, es utilizado para obtener un mejor entendimiento del mundo).

En el texto próximo a redactar pasaré a explicar porqué se dice que el paso del paradigma aristotélico ptolemaico al paradigma copérnico-galileo-newton fue una “Revolución Científica” y que no solo represento un cambio dentro de la ciencia, según lo establece el filósofo Thomas Kuhn.

Para poder tener un mejor comprendimiento de porque según Kuhn el paso del paradigma de Aristóteles al copérnico-galileo-newton fue una “Revolución Científica”, es necesario saber, las ideas que el filósofo plantea.

Por lo general la mayoría de los seres humanos suelen establecer que la ciencia se mantiene continua, acumulativa y lineal al momento en el que se genera un progreso en esta. Sin embargo para Kuhn esto no de la manera  en la que se suele plantear. Para el filósofo no es correcto decir que la ciencia es lineal y continua cuando se presenta un progreso en esta. Esto es debido a que, el hecho de que haya un progreso, indica que se generó un cambio, por lo que la ciencia no se puede presentar lineal, ya que esta no es ni continua ni acumulativa.

Según Kuhn para poder obtener un seguimiento con respecto al desarrollo de la ciencia es necesario, también seguir un paradigma y no una teoría. ¿Pero qué es un paradigma? Un paradigma se es considerado más complejo que una teoría y también más amplio, el cual posee tres dimensiones distintas, la teórica, la metodológica y la técnica. Por lo tanto cabe decir, que un paradigma es un plano maestro, el cual se rige a partir de una teoría y en un determinado momento.

Además de tener tres distintas dimensiones, el paradigma tambien posee cuatro diferentes fases, las cuales son: “período de ciencia normal”, “anomalías”, “crisis” y “revolución científica”. Se dice que el proceso por el cual transcurre un paradigma es cíclico. Esto se debe a que una vez que se llega a la fase de “revolución científica”, es decir, la última fase, un nuevo paradigma es generado y se inicia nuevamente con la fase de “período de ciencia normal” hasta que este nuevo paradigma llegue a la última fase, y así sucesivamente.

Para lograr obtener un mejor entendimiento de lo que una revolución científica es, pasaré a hacer utilización de un ejemplo, el cual es el paso del paradigma aristotélico ptolemaico al paradigma copérnico-galileo-newton.

 

En el siglo XVI el nuevo paradigma planteado por Galileo es el que logra desplazar al Paradigma de Aristóteles. El paradigma aristotélico partía de la base de un sistema geocéntrico, lo que significaba, que la Tierra se encontraba fija en el centro, mientras que el Sol, la lunas, las estrellas y el resto de los planetas se encontraban girando alrededor de ella. El desplazo que se genera entre dichos paradigmas es lo que dio el comienzo a la “Revolución Científica” y a esta revolución se la nombró “Revolución Copernicana”.

El paradigma planteado por Galileo no tenía como objetivo cuestionar lo planteado vigentemente, pero este termina quebrando al paradigma aristotélico. A partir de dicho paradigma Aristóteles, es como Galileo genera su nuevo paradigma. Éste contradecía lo que el aristotélico establecía. Según Galileo el Sol era realmente el que se encontraba fijo en el centro, mientras que la Tierra junto con los otros planetas se encontraban girando alrededor del Sol, la Luna alrededor de la Tierra y esta misma sobre su propio eje.

La fase de “período de ciencia normal” es la que se ve representada en lo antes explicado. Sin embargo esta es solo la primera de cuatro fases, según lo establecido por Kuhn. También a partir de lo que el filósofo dijo podemos entender que la fase de “anomalías”. En esta fase, se presentan anomalías, las cuales generan el cuestionamiento de la eficacia del modelo. Luego se puede ver que las anomalías comienzan a aumentar en forma notoria, esto es debido a que el nuevo paradigma realizaba planteamientos, los cuale descolocan a los contemporáneos a Galileo. Uno de los planteamientos eran que Galileo mediante su paradigma contradecía lo que aristóteles había establecido. Esto es porque según él, el universo era infinito y lleno de enigmas por resolver. Mientras que el aristotélico planteaba que el cielo poseía límites , por lo que él daba a entender que el ser humano había sido elegido para ocupar el universo. Con el constante aumento de las anomalías, se llega a la fase de “crisis”, en la cual se puede notar la existencia de una división. El primer paradigma va desapareciendo y es desplazado por los nuevos paradigmas que van apareciendo.

Copérnico inicia un cambio conceptual en la astronomía y luego Newton lo hace pero en la física. Con el nuevo paradigma presentado por Newton, se alcanza la cuarta y última fase, la de “Revolución Científica”.

Podemos establecer para entender mejor, que las revoluciones científicas son las que generan un cambio en la forma de pensar dentro de diferentes disciplinas, cambiando así el paradigma actualmente vigente.

Para concluir creo yo que el planteamiento realizado por Thomas Kuhn respecto al paso del paradigma aristotélico ptolemaico al paradigma copérnico-galileo-newton es acertado. Esto se debe a que las revoluciones científicas a medida que van surgiendo son las que generan que haya cambios en la ciencia. Sin embargo también hay que tener en cuenta lo que Kuhn plantea con respecto a que la ciencia sólo puede alcanzar la verdad, mientras que se apoye sobre los juicios y en las razones que la comunidad científica pueden apoyar. Por lo que consta decir, que los científicos son al fin y al cabo quienes toman decisión, acerca de si una teoría será rechazada o aceptada. 

 

Juan Ignacio Net
Creado: 18.10.2015 @ 5:52:02 pm
Revolucion cientifica

                Revolución. Re-evolución. Entendido en el sentido histórico, implica una nueva evolución en las sociedades. Un cambio, que no tiene por qué ser violento, pero si profundo de ideas, de hechos, de paradigmas, en fin, que aspira a solucionar una realidad que se vuelve ajena, acotada, impotente frente a las contradicciones que la acucian. Un gobierno corrupto, un pueblo impotente se vuelca a las calles, lo desaloja y eufórico sanciona una constitución, un sistema de normas nuevo que reemplace a las viejas estructuras.  Al cambio estructural, lo acompaña un cambio teórico, de ideas, de sensaciones y de apreciaciones por parte de la comunidad. Nada vuelve a ser como antes. Por eso es una revolución. Es curioso como este concepto se ha extendido en la historiografía desde la Edad Moderna, como contraposición al letargo que implico para sus teóricos, la Edad Media. Las revoluciones se suceden cada vez con más frecuencia y en cada vez más campos, llevan al mundo a una era de progreso que solamente la violencia extrema de siglo XX puede poner en tela de juicio.

                La revolución industrial, la revolución francesa y principalmente una llamada revolución científica que abandono el paradigma aristotélico tolemaico y sin la cual las otras revoluciones difícilmente pueden haber tenido lugar ¿Pero este cambio, el advenimiento del paradigma copernicano galileico newtoniano, es entendible como una revolución científica?

                En el capítulo siete de “Argumentos y teorías. Aproximación a la epistemología” de Carlos Astivera y Cristina Ambrosini[1], se hace referencia las corrientes epistemológicas modernas, destacándose un pensador Thomas Kuhn, quien plantea que la ciencia progresa gracias a las revoluciones científicas, en un procesos que no solamente es teórico, sino cultural e histórico, donde “las teorías dejan de ser un ejemplo de la racionalidad objetiva para convertirse en el consenso racional tentativo de una comunidad científica”[2] y los hechos  “son definidos en el contexto teórico al que pertenecen”[3].

                Analicemos un poco en qué consistía el paradigma aristotélico según lo explicado en el video: UBA XXI - IPCTV - Las revoluciones científicas. El caso Galileo. wmv[4]. La tierra era reconocida como el centro del universo, un cuerpo fijo alrededor del que giraban todos los astros. Los cuerpos caían en esta lógica, hacia su posición natural, el centro del universo, es decir el centro de la tierra. Era una visión centrada en la Tierra como elemento fundamental del universo y sus orígenes se remontan a la cultura griega. Una característica muy importante de los antiguos griegos, era su terror al infinito, que era inconcebible pare ellos. Con la fusión de la cultura antigua y su adaptación al monoteísmo cristiano es que se llegó a la concepción medieval del universo. Donde por fuera de la esfera concéntrica que rodea a la Tierra y contiene a los astros, esta Dios, absoluto y todopoderoso. El paradigma científico contenía y sostenía la visión cristiana del mundo. Siendo respaldada por todo el conjunto de la acotada comunidad científica de la época.

                Sin embargo, hacia el siglo XVI Y XVII, el paradigma, siguiendo el razonamiento planteado por Kuhn, empezaba a tener contradicciones cada vez más insalvables. Y una muy destacada era el rol del hombre en el mundo. Hacia 1500, el mundo se había ampliado para occidente con el descubrimiento de América y todas sus riquezas. Se presentaba un entorno inconmensurable e incognito para los seres humanos, que durante casi un milenio habían vivido soñando con un paraíso celestial, demostrando que no se podía estar tan seguro de lo que se sabía. El paradigma copernicano galileico newtoniano, coloca a la tierra en un universo igual de adverso y descentralizado que el hombre en el mismo mundo, como un componente más, debiendo aceptar la posibilidad de que haya cosas más allá de su alcance.

                Este último concepto es a lo que Kuhn llama matriz disciplinar, en el ejemplo citado, una de las concepciones que guio a los científicos “revolucionarios”, y que cambio frente al paradigma aristotélico imperante. Según el paradigma epistemológico que propone Kuhn, luego de que el nuevo paradigma se impone (lo cual no siempre es senillo y ni siquiera pacifico, considerando la suerte de Galileo), sobreviene nuevamente un periodo donde la matriz no es cuestionada y donde la ciencia progresa salvando las contradicciones denominado de “ciencia normal”.

                Por tanto, considero que es posible denominar a este cambio de paradigma como una revolución científica considerándola en los términos de Thomas Kuhn, ya que se produjo una ruptura en la matriz disciplinaria, en concordancia con los cambios históricos que vivía occidente y que llevaron a occidente a un progreso materia sin precedentes. Esta nueva consideración del mundo, además de llevar progreso científico, creo la idea del hombre como actor de su destino y que dio a lugar a la reforma protestante, la revolución industrial y las revoluciones liberales. El quiebre de paradigmas fue tan profundo, tan violento y tan drástico, que sin duda alguna supuso una revolución para la forma de hacer ciencia, frente al homocentrismo imperante. Como en el caso de la botella con una abertura pequeña que se presenta en el video, al dar lugar al vacio, se dio la posibilidad al hombre de moverse y modificar su realidad, independientemente de los conceptos absolutos y eclasticos. 

 

[1] Bs As, Educando, 2011.

[2] Op cit. pp 240

[3] Op cit. pp 240

 

[4] Disponible en: https://www.youtube.com/watch?v=GQg0BbqXFl0&list=PL_ebopm782W71lVFgW2YdOb3aVvUrJeB2

juana gaspar
Creado: 18.10.2015 @ 5:35:24 pm
Revoluciones científicas

El cambio de paradigmas en las ciencias se puede entender según Kuhn como revoluciones científicas. Un ejemplo de una revolución científica de las más importantes es el paso del paradigma aristotélico ptolemaico al paradigma copérnico - galileo - newton. Es de los más importantes no solo por el cambio de teoría científica, el cambio de la teoría geocéntrica a una teoría heliocéntrica, sino también por el cambio que implicaba el modelo aristotélico en sí. Este abarcaba otros aspectos o pensamientos, los cuales no eran de origen astronómicos pero la comunidad científica los interrelacionan.  Los conceptos incuestionables de las teorías aristotélicas eran: las leyes físicas aristotélicas (física del reposo), plenum aristotélico ,finitud del universo, magestad de los cielos. El universo desde la óptica aristotélica estaba modelado tanto en forma religiosa como física. Además de que la iglesia tenía mucho poder y además se encontraba también influenciada por la política.

Según Kuhn las revoluciones científicas son episodios que cambian el modo de pensamiento de una o varias disciplinas, transformando sustancialmente el marco conceptual o paradigma vigente. Para Kuhn el proceso de una revolución científica está compuesto por distintas etapas y asu vez este es cíclico. La primera etapa es la denominada ciencia normal, en la que aparentemente la ciencia se desarrolla de manera lineal, continua y acumulativa. En esta fase la comunidad científica acepta el paradigma. En el caso del paso del paradigma aristotélico ptolemaico al paradigma de copérnico - galileo - newton la etapa esta es la fase previa a la aparición de la teoría de galileo. La segunda etapa es la de las anomalías, en las que distintos hechos comienzan aparentemente a no poder explicarse dentro del paradigma vigente como: ¿por qué a pesar de que la tierra era el centro, los demás planetas y hasta los más lejanos continuaban manteniendo un brillo significativo que supuestamente era brindado por la tierra? La tercer fase es la de crisis, en la que la comunidad científica se divide: una parte defiende al paradigma vigente mientras que la otra demuestra que es necesario el cambio de paradigma, como galileo lo hace. En la etapa de crisis aumenta notoriamente el número de anomalías que el paradigma parece no poder entender. La cuarta y última etapa ya es en la que se produce la revolución. El significado de los conceptos cambia con respecto a la revolución. Se alcanza una verdad consensual, los científicos son lo que aceptan o rechazan las teorías. La pregunta a responder por parte de los científicos es: ¿Qué paradigma es mejor que otro? o ¿hasta que punto funciona el paradigma actual?

La comunidad científica de la época juega un rol importante en el proceso de revoluciones. En el ejemplo de Galileo la comunidad científica a pesar de encontrarse con distintas anomalías que el paradigma aristotélico ptolemaico no podía explicar, obliga a Galileo a abjurar todos los avances que él había realizado y a desmentir que había hechos que apoyaban o demostraban su nueva teoría. En este caso la comunidad científica no quiere ver los hechos que realmente respaldaban la necesidad de un cambio de paradigma. Segùn Kuhn la comunidad científica es de suma importancia porque en definitiva es la que decide aceptar o rechazar los nuevos paradigmas. Por este motivo sucedió un cambio lento del paradigma aristotélico al de galileo, nada màs y nada menos que 18 siglos se tardó en modificarlo. Uno de los motivos de este atraso es la tecnología, mientras está más avanza la comunidad científica va re-descubriendo nuevos detalles y surgen nuevas teorías que pueden ser refutadas o confirmadas. Otro de los motivos son las distintas dimensiones que afectan a la ciencia, y una de ella es la que abarca los campos que exceden a las ciencias pero que de alguna manera la afectan: la política, la religión, etc.

Las revoluciones son cambios radicales de paradigmas, pero lo que Kuhn plantea en definitiva es que las teorías científicas varían la óptica desde donde se mira el mundo. Si una teoría es reemplazada por una más exacta no quiere decir que una sea mejor o peor que la otra, sino que simplemente cada una representan dos formas distintas de mirar el universo, en este caso. Los dos puntos de vistas son para Kuhn valederos.

Ayrton Aguirre
Creado: 18.10.2015 @ 4:27:43 pm
La revolución de los revolucionarios

Revolución científica no son sólo dos palabras esporádicas. Es mucho más que eso. Es la época en la que filósofos, matemáticos, astrólogos y biólogos, entre otros, sublevaron a la sociedad luego de expresar mediante hechos, hipótesis y teorías cambios radicales del pensamiento aristotélico. Siendo el paso del paradigma aristotélico-tolemaico al paradigma copernicano una gran revolución científica, según el filosofo e historiador norteamericano Thomas Kuhn.

Pero para comenzar, es conveniente aclarar que es un paradigma. Para Kuhn, un paradigma es el conjunto de supuestos compartidos por una comunidad científica que guían la investigación normal. La ciencia normal procede dentro de un paradigma y la revolución científica es el paso de un paradigma a otro.

El cambio primordial se produjo en el área de la astronomía mediante la mutación del método tolemaico al prototipo copernicano heliocéntrico. La idea planteada por Aristóteles ya tenía muchos años que confirmaban su pensamiento. Sin embargo, el paso del tiempo y la inclusión de nuevos materiales "tecnológicos", es decir, más desarrollados que en la época aristotélica, produjeron en varios profesionales la idea de que ese pensamiento podía ser falseado, aunque en este caso solo modificada. Kuhn aseveró que la expresión matriz disciplinar debía sustituir a la expresión paradigma, debido a que la matriz, era el conjunto de supuestos compartidos por los miembros de una comunidad científica. Para la concepción kuhniana, dos observaciones que contemplan los mismos hechos desde matrices disciplinares diferentes ven cosas distintas, no sólo porque los datos que cada científico recoge son distintos según la matriz disciplinar en la que trabaja, sino porque tales datos se expresan en un lenguaje científico, de modo que el significado de las expresiones es diferente en las distintas matrices. Por ejemplo, no es lo mismo la física de Aristóteles que la de Newton, referido a conceptos de movimiento y materia. Fue entonces, allá en el siglo XVI, que Nicolás Copérnico comenzó con la concepción de un nuevo paradigma. Hasta ese momento, se creía que el centro del universo era la tierra (paradigma tolemaico geocéntrico), localizándose la tierra inmóvil, entretanto que las constelaciones, ya sean los otros planetas, la luna y el sol, los que giraban alrededor de la tierra y en relación con las estrellas fijas.

No obstante, a partir de la revolución científica se descubrió que la tierra no se encontraba en el centro del universo, sino todo lo contrario. De esta forma, descubrieron ellos que todo (tierras y astros) giran alrededor del sol. El primer paso fue la creación de las cartas astronómicas, que situaban el lugar relativo de donde se encontraba cada constelación. A medida que las observaciones astronómicas se hicieron más precisas, la complejidad de los mecanismos cíclicos y epicíclicos tolemaicos debió incrementarse para hacer coincidir lo más ajustadamente sus cálculos con las posiciones observadas de cada planeta.  A pesar de esto Kuhn afirma que estos conceptos propuestos por Copérnico fueron aceptados recién cuando Galileo Galilei pudo introducir sus ideas en el movimiento. Sin embargo, seguían creyendo que sus paradigmas no terminaban de ser lo suficientemente consistentes, algo que empezaba a tomar más valor cuando algún otro especialista apoyaba la moción. Tal fue el sustentamiento que produjo Galileo Galilei hacia la idea de Copérnico como Kepler que aumentó con sus conjeturas los fundamentos de Galileo así como Newton terminó de cerrar y unir los conceptos dados tanto por Galileo como por Kepler. Uno de los objetivos de la ciencia es encontrar modelos que den cuenta de la mayor cantidad de observaciones dentro de un marco coherente.[1] Esta reformulación de la naturaleza del movimiento representaba un marco coherente capaz de luchar con el aristotélico/tolemaico.

Entonces el descubrimiento de los satélites de Júpiter y la teoría de las mareas y las leyes de movimientos de Galileo, como las leyes de Kepler acerca del movimiento planetario y la ley de gravitación de Newton son ejemplos de progreso en los períodos de "ciencia normal". Con períodos de ciencia normal, crisis y revolución, es como describe Thomas Kuhn el desarrollo de la ciencia. Arti Vera, en "Argumentos y teorías. Aproximación a la epistemología", expresa con palabras textuales de Kuhn que la ciencia normal no tiende hacia novedades fácticas o teóricas. Por lo tanto no siempre la ciencia actúa de este modo, ya que determinados enigmas dependen de la presencia de anomalías. Todo este proceso (período de ciencia normal, crisis y revolución), que traspone un paradigma es cíclico. ¿Qué quiere decir esto? Bueno, en simples palabras considerando que una vez que llegue a la fase cuatro, un nuevo paradigma comienza por la etapa uno, y así sucesivamente.  En efecto, para los filósofos que apoyan las ideas de Kuhn, el significado de los conceptos se modifica como resultado de una revolución científica.

La revolución científica fue un gran paso para la concepción que tenemos hoy en día de la ciencia y sus modificaciones con el paso del tiempo. Sin embargo, no coincido del todo con Thomas Kuhn ya que en mi opinión la ciencia siempre progresa, y nunca retrocede.

 

[1] wikipedia.org/laestructuradelasrevolucionescientificas.

1 | 2 | 3 | Siguiente »

Ingresar

Email

Clave


No cerrar sesión en este equipo

Textos de Cátedra
Trabajos Prácticos
Encuestas de la cátedra
Esta es una encuesta de prueba. Eliminela y comience a crear sus encuestas
Opción 1
Opción 2
Opción 3

Sitios Recomendados
Recomendados por Google
©2017 www.cuestionesdetok.ecaths.com